Nuestro blog

AVULSIÓN DENTAL

AVULSIÓN DENTAL

Los traumas orofaciales son muy comunes en niños. Cuando un niño cae de cara, tiene muchas posibilidades de sufrir una avulsión dental, es decir, la salida del diente por completo del alveolo. Cuando esto sucede lo más importante es mantener la calma y tranquilizar al niño.

¿QUÉ HAGO SI MI HIJO SUFRE UNA AVULSIÓN?

Todo dependerá de si el diente es de leche o definitiva.

DIENTE DE LECHE

Si el diente avulsionada es de leche, no se debe reimplantar, es decir, volver a colocar en el alvéolo. En este caso se debe acudir al dentista directamente y ellos harán la exploración clínica y radiológica necesaria e irán controlando que el diente definitivo no quede afectada.

DIENTE DEFINITIVO

Pero, en caso de que el diente sea definitivo, os dejamos algunas instrucciones que debería seguir para poder devolver la funcionalidad a este diente y no perderlo.

1. En primer lugar, hay que limpiar la zona del alveolo con gasas, si no se dispone de suero fisiológico cerca, deberá hacerse con agua.

2. El diente que ha caído, debe ser reimplantado, pero para no dañar el ligamento periodontal que es lo que dará supervivencia al diente, se debe coger el diente por la corona y si este está sucio, lavarlo con mucho cuidado y sin frotar (si es posible con suero fisiológico),

3. Después intentamos colocar el diente en el alveolo en la posición correcta y ponemos una gasa para que el niño muerda.

4. En caso de que no se pueda reimplantar, se debe mantener el diente en un ambiente húmedo, preferiblemente en un vaso de leche, el agua no es aconsejable, si no tenemos leche, colocamos el diente bajo la lengua con mucho cuidado para que el niño no se lo trague.

5. Por último, ha de llevar a su hijo a la consulta dental de urgencias.