Nuestro blog

EDEMA EN LAS EXTREMIDADES INFERIORES Y LA DIATERMIA

EDEMA EN LAS EXTREMIDADES INFERIORES Y LA DIATERMIA

El edema es una inflamación producida por el líquido extravasado que tenemos en los tejidos de nuestro cuerpo.
Si el motivo es un déficit del retorno venoso, lo más normal es que, el edema aparezca en las piernas o en unas partes de ella, sobre todo en los pies, tobillos y parte distal de la pierna.
Si el motivo se linfático, el edema aparece en todo el miembro inferior como en el superior.

Las causas del edema en las extremidades inferior tiene varias causas:

– Estar muchas horas sentado o de pie, puede provocar dificultad al retorno venoso, sobre todo en períodos de calor.
– Patologías cardíacas.
– Patologías renales y hepáticas.
– Durante el embarazo, por la compresión del feto sobre los vasos sanguíneos.
– sobrepeso.
– La edad, las válvulas de las venas de las extremidades inferiores se deterioran y no funcionan correctamente.
– Hipertensión, artrosis, artritis reumatoide y psoriásica.
– Después de una intervención quirúrgica.
– Insuficiencia linfática, los ganglios linfáticos se pueden ver afectados por diversas patologías: cáncer, infección, radioterapia, extirpación de ganglios o enfermedades congénitas tipo Milroy.
– Provocarán que los ganglios y vasos linfáticos no funcionan bien, y provocará un linfedema.
– Medicamentos como los corticoides.
– La sal en exceso.

Los signos y síntomas que puede sufrir un paciente con edema:

– Piernas hinchadas.
– Cansancio, rigidez y pesadez.
– Signo de Fóvea.
– Dolor a la presión o movimientos.
– Enrampaments.
– Picor.
– La piel se puede volver más fuerza, endurecida.
– Infecciones frecuentes.

Tratamiento con la Diatermia a pacientes con alteraciones del retorno venoso, la duración del tratamiento es de 30 minutos, conseguimos aumentar el riego sanguíneo de la zona, activando la circulación de retorno.

Contraindicaciones del tratamientos:

– Procesos infecciosos / inflamatorios agudos.
– Tromboflebitis o flebitis.
– Hipertiroidismo.
– Procesos de cáncer activos.
– Hipotensión.
– Cardiopatía importante.

Es muy recomendable después de este tratamiento, aplicar drenaje linfático o venoso en la zona tratada, así aumenta la eliminación de líquidos, complementar con ejercicios de movilidad activa y pasiva, que favorecen el cura venoso y linfático, provocando la disminución del edema .
La aplicación de la diatermia, estimula la hiperemia de toda la pierna, mejorando el retorno venoso. Con este tratamiento se consigue aumenta ligeramente la temperatura de las estructuras menos hidratadas, con los huesos del pie, tibia, peroné y fémur.
El sistema simpático envía sangre para enfriar los tejidos a la vez que activa el retornos venoso.

Otra forma de trabajar es con diatermia resistiva, con maniobras de bombeo desde pies hasta ingle, siguiendo el recorrido del a vena safena interna.