El nostre blog

¿De qué hablamos cuando nos referimos a “PROPIOCEPCIÓN”?

¿De qué hablamos cuando nos referimos a “PROPIOCEPCIÓN”?

Nos referimos al sentido que informa al organismo de la posición de nuestro cuerpo.
Si hablamos en el ámbito deportivo, nos referimos a la capacidad que tiene el cuerpo para detectar cualquier movimiento y posición de las articulaciones en todo momento.
El sistema propioceptivo está compuesto por una serie de receptores nerviosos presentes en músculos, tendones y ligamentos, que detectan cualquier tensión o estiramiento muscular, envían la información al cerebro a través de la medula y los receptores realizan los ajustes necesarios para equilibrar o compensar esa perturbación detectada.
En el ámbito deportivo, se usa para un proceso de rehabilitación y readaptación de una lesión y además como método preventivo de lesiones, por eso, deben ser incluidos en una planificación deportiva, lo que nos hará menos propensos a sufrir lesiones.

Gracias al trabajo propioceptivo, podemos mejorar:
– Sensibilidad de las fibras musculares
– Aumentará la coordinación
– Mejorará el equilibrio
– Mejorará el reequilibrio deportivo

Todo esto, nos ayudará a responder con mayor eficacia a los gestos deportivos específicos de cada modalidad, mejorando la fuerza, la coordinación y la velocidad de reacción.

¿De qué hablamos cuando nos referimos a “PLIOMETRÍA”?
Es el entrenamiento a base de saltos, tanto hacia arriba como laterales y giros.
Este tipo de ejercicios están diseñados para mejorar la coordinación y para conectar fuerza y velocidad.
Nos permite además, mejorar la estabilidad, movilidad, fuerza, potencia y equilibrio dinámico que indirectamente nos mejorará el rendimiento en el sprint, la agilidad y el salto.
Gracias a este trabajo, podemos mejorar todas las características mencionadas anteriormente y, de manera indirecta, hacer un trabajo preventivo de lesiones.
En deportes como el fútbol o el rugby, los esguinces de tobillo y las roturas de LCA están a la orden del día en cuanto a lesiones articulares.
Por este motivo, un buen trabajo de prevención mediante entrenamiento pliométrico puede llegar a reducir hasta un 70% de lesiones, aumentando así, el rendimiento de un deportista.
En conclusión, son dos herramientas que puedes usar, forma conjunta o separada, para rehabilitar, reforzar y fortalecer el cuerpo.

×

Powered by WhatsApp Chat

×