El nostre blog

PRUEBAS DE DETECCIÓN DEL COVID-19

PRUEBAS DE DETECCIÓN DEL COVID-19

Paulatinamente disponemos de pruebas que son más rápidas y fáciles de hacer para poder detectar si se tiene o ha padecido la enfermedad de la COVID-19.

Si quiere hacerse algunas de las pruebas de las que disponemos, primero se debe tener en cuenta que se realizará dependiendo de si padece o no la sintomatología de la enfermedad.

Estos síntomas son:

– Fiebre
– Tos
– Dificultad respiratoria
– Problemas gastrointestinales (vómitos / diarreas)

Si sufre alguno de estos síntomas, se debe realizar una RT-PCR, que en la actualidad es la técnica de referencia para el diagnóstico de virus SARS-CoV-2 en las primeras fases de la enfermedad. Esta prueba evalúa la presencia de SARS-CoV-2 en el momento en que se detecta el material genético propio, y por tanto la existencia del virus en su organismo.

La PCR se realiza mediante una toma de muestra nasofaringe a través de un frotis y tiene una fiabilidad muy alta en su diagnóstico, ya que la detección molecular del virus SARS-CoV-2 es muy específica, por tanto, un positivo confirma la detección de virus pero un resultado negativo no siempre significa su ausencia, ya que depende de la carga viral de la muestra. Si se obtiene un resultado negativo de un paciente con alta sospecha de infección deberá confirmar con una nueva prueba.

En cambio si cree que puede haber sufrido la enfermedad -independientemente de que haya desarrollado síntomas o no-, ponemos a su disposición dos pruebas donde a diferencia de la PCR se detecta la cantidad de anticuerpos generados por nuestro organismo. De esta manera, dependiendo del resultado de la prueba, se pueden interpretar diferentes diagnósticos.

SEROLOGÍA: Se realiza mediante una muestra de sangre. Su función es detectar los anticuerpos generados a partir de la respuesta inmunológica a través de una muestra de sangre. Esta prueba la hará personal cualificado y de los tests rápidos es la que tiene mayor fiabilidad (entre 85% – 100%).

TEST RÁPIDO CAPILAR: Prueba rápida que se entrega en el mismo momento de la extracción. Se lleva a cabo a partir de una gota de sangre extraída del dedo del paciente. A diferencia de la serología no tiene tanta fiabilidad (entre el 68 – 80%).

Cómo interpretar los resultados de la prueba serológica?

IgM positiva con IgG negativa: Estamos en presencia de infección por el virus Sars-Cov-2.
IgM negativa con IgG positiva: La persona ya desarrolló una infección por este virus, pero no se puede establecer cuándo. Ha generado inmunidad aunque no sabemos cuál será el grado de protección ni la duración de ésta.
IgM positiva con IgG positiva: Significa que la persona presenta infección activa o en fase de resolución precoz.
IgM negativa con IgG negativa: La persona no tiene la infección ni la ha tenido en el pasado, o si la ha tenido no ha generado inmunidad detectable.

×