El nostre blog

QUÉ ES Y CÓMO TRATAR EL DESGASTE DENTAL

QUÉ ES Y CÓMO TRATAR EL DESGASTE DENTAL

El desgaste dental es un problema que afecta a la mitad de la población y que se caracteriza por la pérdida gradual del esmalte que recubre y protege los dientes y que, a medio y largo plazo, debido a la fragilidad de las piezas dentales, favoreciendo la su fractura, la sensibilidad al frío, al calor, al azúcar, a la aparición de caries, etc.

CAUSAS DEL DESGASTE DENTAL

Las causas del desgaste dental son muy variadas, aunque en términos generales pueden reducirse a tres:

  • Erosión: se produce por el roce ocasionado entre los dientes, los movimientos circulares de las mandíbulas y el bruxismo son dos factores importantes que intervienen en una erosión desmedida de los dientes.
  • Abrasión: se produce por la acción sobre el esmalte dental de los jugos gástricos (reflujo gástrico), algunos medicamentos y ciertos alimentos, especialmente los ácidos.
  • Fricción: un cepillado dental muy agresivo.

El bruxismo es el hábito inconsciente que provoca un crujir de los dientes durante la noche o el día.

CONSECUENCIAS DEL DESGASTE DENTAL

Altera el color y el brillo de los dientes.
Genera la aparición de aristas o muescas en el borde superior.
Favorece la aparición de manchas.
Deja al descubierto la dentina, lo que propicia la sensibilidad dental al azúcar, el frío o el calor, causando dolor.
Favorece la aparición de infecciones orales y la afección de las encías.
Hace que los dientes se debiliten, aumentando las posibilidades de que se rompan.
Incrementa la probabilidad de que se pierdan piezas dentales o tenga que recurrir a técnicas de reconstrucción dental (caretas, fundas, coronas, etc.) e incluso la extracción de alguna pieza.
Disfunción muscular / sintomatología inflamatoria de la articulación temporomandibular (ATM).

  • Altera el color y el brillo de los dientes.
  • Genera la aparición de aristas o muescas en el borde superior.
  • Favorece la aparición de manchas.
  • Deja al descubierto la dentina, lo que propicia la sensibilidad dental al azúcar, el frío o el calor, causando dolor.
  • Favorece la aparición de infecciones orales y la afección de las encías.
  • Hace que los dientes se debiliten, aumentando las posibilidades de que se rompan.
  • Incrementa la probabilidad de que se pierdan piezas dentales o tenga que recurrir a técnicas de reconstrucción dental (caretas, fundas, coronas, etc.) e incluso la extracción de alguna pieza.
  • Disfunción muscular / sintomatología inflamatoria de la articulación temporomandibular (ATM).

PREVENCIÓN DEL DESGASTE DENTAL

A pesar de que el desgaste de las piezas dentales suele aparecer con el paso de los años, algunas prácticas sencillas ayudan a postergar y reducir los daños:

Mantener una buena alimentación
Acudir cada seis meses al dentista
Mantener una higiene oral adecuada
Un correcto cepillado dental, utilizando dentífricos que contengan agentes que protejan el esmalte.
Evitar bebidas y alimentos ácidos. En caso de hacerlo conviene esperar una hora antes de proceder a un cepillado dental.
En el caso de bruxismo, el tratamiento suele requerir el uso de una férula de descarga durante las horas de sueño.

  • Mantener una buena alimentación
  • Acudir cada seis meses al dentista
  • Mantener una higiene oral adecuada
  • Un correcto cepillado dental, utilizando dentífricos que contengan agentes que protejan el esmalte.
  • Evitar bebidas y alimentos ácidos. En caso de hacerlo conviene esperar una hora antes de proceder a un cepillado dental.
  • En el caso de bruxismo, el tratamiento suele requerir el uso de una férula de descarga durante las horas de sueño.

TRATAMIENTO SI YA SE TIENE DESGASTE DENTAL

Si el problema ha progresado hasta el punto de que gran parte del diente se ha desgastado, el tratamiento puede ser necesario, para evitar un mayor daño al diente, reducir la sensibilidad y evitar el daño al nervio dental.

  • Reconstrucción dental
  • Carillas dentales
  • Coronas dentales
×